';
FSA_LOGO
PROYECTOS  |  NOTICIAS  |  ESTUDIO  |  CONTACTO
VINOTECA VEGAMAR
VALENCIA

La Vinoteca Vegamar Selección es un espacio dedicado a la cata y venta de vinos. Se encuentra situada en la principal vía comercial de la ciudad.

El proyecto busca servir de soporte para trasmitir la calidad de los productos que se muestran, así como maximizar la sensación de amplitud del local.

Se elige un panelado oscuro con alto brillo en los paramentos verticales. Un material que por su tonalidad y reflejos difumina los límites del local haciéndolo parecer de mayor dimensión y que hace referencia al color de los vinos que se muestran.

Los paramentos verticales albergan el espacio de almacenamiento y permiten regularizar la geometría del local.

El fondo de la vinoteca se resuelve mediante un mobiliario retroiluminado, que junto al espejo superior producen la sensación de tener un espacio con mayor profundidad.

La primera zona sirve para la exposición de los productos. Dos rasgaduras horizontales en las que se presenta la línea de vinos de la bodega. Estos elementos, reforzados con la iluminación indirecta del techo, dirigen hacia el interior del local.

Al final del recorrido, en una área con el doble de ancho, se dispone el lugar en el que se realizan las catas.

Un proyecto que quiere acercar a la ciudad el trabajo realizado por las bodegas.

VINOTECA VEGAMAR
VALENCIA

La Vinoteca Vegamar Selección es un espacio dedicado a la cata y venta de vinos. Se encuentra situada en la principal vía comercial de la ciudad.

El proyecto busca servir de soporte para trasmitir la calidad de los productos que se muestran, así como maximizar la sensación de amplitud del local.

Se elige un panelado oscuro con alto brillo en los paramentos verticales. Un material que por su tonalidad y reflejos difumina los límites del local haciéndolo parecer de mayor dimensión y que hace referencia al color de los vinos que se muestran.

Los paramentos verticales albergan el espacio de almacenamiento y permiten regularizar la geometría del local.

El fondo de la vinoteca se resuelve mediante un mobiliario retroiluminado, que junto al espejo superior producen la sensación de tener un espacio con mayor profundidad.

La primera zona sirve para la exposición de los productos. Dos rasgaduras horizontales en las que se presenta la línea de vinos de la bodega. Estos elementos, reforzados con la iluminación indirecta del techo, dirigen hacia el interior del local.

Al final del recorrido, en una área con el doble de ancho, se dispone el lugar en el que se realizan las catas.

Un proyecto que quiere acercar a la ciudad el trabajo realizado por las bodegas.