';
FSA_LOGO
PROYECTOS  |  NOTICIAS  |  ESTUDIO  |  CONTACTO
SOSTRE
VILLAREAL, CASTELLÓN

El proyecto consiste en un elemento urbano que permite disfrutar del espacio exterior. Se reinterpretan los sistemas porticados y las ligeras pérgolas, transiciones entre exterior e interior en algunas culturas, incluyendo la mediterránea.

La pieza da servicio a un restaurante, ampliando su espacio y transformando la vida de la calle. Mientras no está en funcionamiento, su geometría no interfiere con el tránsito de los peatones. Éstos improvisan nuevos usos para el proyecto, como punto de encuentro, como zona de juegos, como sombra…

La disposición de los soportes genera una lectura dinámica de la pieza, que parece estar en voladizo o ser biapoyada según los distintos puntos de vista.

Todo ello se materializa con una estructura metálica recubierta con una solid surface, lo que le confiere un carácter monolítico que no precisa mantenimiento, siendo resistente en entornos urbanos.

En su interior se albergan las instalaciones de iluminación, sonido y climatización, así como unos elementos de protección solar que aumentan su intimidad.

Un sistema constructivo industrializado capaz de adaptarse a distintos usos y localizaciones.

Una pieza de mobiliario urbano cuyo uso quizás la transforme en algo más que un techo.

SOSTRE
VILLAREAL, CASTELLÓN

El proyecto consiste en un elemento urbano que permite disfrutar del espacio exterior. Se reinterpretan los sistemas porticados y las ligeras pérgolas, transiciones entre exterior e interior en algunas culturas, incluyendo la mediterránea.

La pieza da servicio a un restaurante, ampliando su espacio y transformando la vida de la calle. Mientras no está en funcionamiento, su geometría no interfiere con el tránsito de los peatones. Éstos improvisan nuevos usos para el proyecto, como punto de encuentro, como zona de juegos, como sombra…

La disposición de los soportes genera una lectura dinámica de la pieza, que parece estar en voladizo o ser biapoyada según los distintos puntos de vista.

Todo ello se materializa con una estructura metálica recubierta con una solid surface, lo que le confiere un carácter monolítico que no precisa mantenimiento, siendo resistente en entornos urbanos.

En su interior se albergan las instalaciones de iluminación, sonido y climatización, así como unos elementos de protección solar que aumentan su intimidad.

Un sistema constructivo industrializado capaz de adaptarse a distintos usos y localizaciones.

Una pieza de mobiliario urbano cuyo uso quizás la transforme en algo más que un techo.