';
FSA_LOGO
PROYECTOS  |  NOTICIAS  |  ESTUDIO  |  CONTACTO
CASA ENTRE EL JARDÍN
GODELLA, VALENCIA

Una parcela punteada por especies vegetales de gran porte dentro de una ciudad jardín próxima al entorno urbano.

El proyecto se dibuja con una serie de piezas semejantes que se enlazan entre sí en el hueco dejado por los árboles, acotando una secuencia de jardines con atmósferas diferentes. Un jardín rodeado de jardines que parece no tener límites, como tampoco se adivina en el sistema de espacios esbeltos que a modo de camino abrazan y respetan los árboles.

Cada una de las cinco piezas que dibujan la propuesta están configuradas por dos elementos que confluyen ortogonalmente, delimitando cinco jardines, mientras que la curvatura, que da continuidad a la fachada entre los árboles, es absorbida por las terrazas. La proporción humana de los espacios potencia su relación con el exterior.

El jardín de acceso se plantea como una suerte de vestíbulo exterior abierto al este, que invita a introducirse en el atrio. Un atrio que a modo de pórtico, conduce al ámbito público en el que se encuentra la piscina hacia la cual se abre la sala principal.

Separada por la zona de juegos, aparece una pinada consolidada de la que disfrutan los estudios. La cocina se abre a un jardín más doméstico en el que poder cultivar, mientras que las zonas de noche disfrutan de su propio jardín aromático con una atmósfera privada. Los invitados se sitúan en la planta superior, entre las copas de los árboles. En el sótano están el garaje, las instalaciones y las zonas de servicio.

Los árboles tejen una piel vegetal que permite cualificar la luz dependiendo de la orientación. El cerramiento de la casa aprovecha este efecto, proporcionando un control del soleamiento y la necesaria sensación de intimidad y protección. La materialización de la propuesta evidencia su carácter urbano y naturaleza humana.

CASA ENTRE EL JARDÍN
GODELLA, VALENCIA

Una parcela punteada por especies vegetales de gran porte dentro de una ciudad jardín próxima al entorno urbano.

El proyecto se dibuja con una serie de piezas semejantes que se enlazan entre sí en el hueco dejado por los árboles, acotando una secuencia de jardines con atmósferas diferentes. Un jardín rodeado de jardines que parece no tener límites, como tampoco se adivina en el sistema de espacios esbeltos que a modo de camino abrazan y respetan los árboles.

Cada una de las cinco piezas que dibujan la propuesta están configuradas por dos elementos que confluyen ortogonalmente, delimitando cinco jardines, mientras que la curvatura, que da continuidad a la fachada entre los árboles, es absorbida por las terrazas. La proporción humana de los espacios potencia su relación con el exterior.

El jardín de acceso se plantea como una suerte de vestíbulo exterior abierto al este, que invita a introducirse en el atrio. Un atrio que a modo de pórtico, conduce al ámbito público en el que se encuentra la piscina hacia la cual se abre la sala principal.

Separada por la zona de juegos, aparece una pinada consolidada de la que disfrutan los estudios. La cocina se abre a un jardín más doméstico en el que poder cultivar, mientras que las zonas de noche disfrutan de su propio jardín aromático con una atmósfera privada. Los invitados se sitúan en la planta superior, entre las copas de los árboles. En el sótano están el garaje, las instalaciones y las zonas de servicio.

Los árboles tejen una piel vegetal que permite cualificar la luz dependiendo de la orientación. El cerramiento de la casa aprovecha este efecto, proporcionando un control del soleamiento y la necesaria sensación de intimidad y protección. La materialización de la propuesta evidencia su carácter urbano y naturaleza humana.