';
FSA_LOGO
PROYECTOS  |  NOTICIAS  |  ESTUDIO  |  CONTACTO
CASA DE LA BRISA
CASTELLÓN

Tras una vida en el centro de Europa, una pareja regresa al mediterráneo. Entre sus merecidos deseos está el poder disfrutar de un lugar en el que pasaron el verano durante su infancia.

Se reinterpreta una villa del siglo pasado que caracteriza esta zona costera en la playa de Castellón. Los elementos empleados en las arquitecturas colindantes como las celosías que constituyen las vallas, los porches en sombra ligeramente por encima de la cota de la calle se actualizan en la propuesta.

La casa se configura con dos volúmenes que se unen formando una única planta. De esta forma se acota la escala del porche permitiendo un adecuado control del intenso sol y se dota de privacidad a la habitación principal, aunque mantiene la visión del jardín. Las zonas húmedas diferencian la zona de día de la noche, en esta posición se ubica la escalera que permite subir a una terraza en la que disfrutar sobretodo de las noches de verano. Un lugar desde el que poder ver el mar que se siente por la brisa.

CASA DE LA BRISA
CASTELLÓN

Tras una vida en el centro de Europa, una pareja regresa al mediterráneo. Entre sus merecidos deseos está el poder disfrutar de un lugar en el que pasaron el verano durante su infancia.

Se reinterpreta una villa del siglo pasado que caracteriza esta zona costera en la playa de Castellón. Los elementos empleados en las arquitecturas colindantes como las celosías que constituyen las vallas, los porches en sombra ligeramente por encima de la cota de la calle se actualizan en la propuesta.

La casa se configura con dos volúmenes que se unen formando una única planta. De esta forma se acota la escala del porche permitiendo un adecuado control del intenso sol y se dota de privacidad a la habitación principal, aunque mantiene la visión del jardín. Las zonas húmedas diferencian la zona de día de la noche, en esta posición se ubica la escalera que permite subir a una terraza en la que disfrutar sobretodo de las noches de verano. Un lugar desde el que poder ver el mar que se siente por la brisa.